De Interés Turístico
bucador
Atrás

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Imagen Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Contacto
Correo electrónico:
Información
Horario:
Disponibilidad con cita previa, o de lunes a sábado por las mañana. Recomendable ponerse en contacto con la Oficina de Turismo para coordinar con los actos religiosos.
Más Información

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, soberbio edificio del siglo XVI de estilo renacentista y construida en ladrillo donde sobresale su torre. El retablo está realizado tanto por Churriguera como por Manuel Ordóñez, y pertenece a la Iglesia de San Francisco u Orden Tercera.  

El 30 de enero de 1962, se desplomó la torre de la Iglesia. Era el inicio de una década marcada por la desgracia para el patrimonio del municipio. No se había recuperado aún el pueblo del incendio que asoló las instalaciones de la Casa Consistorial, en el verano de 1961, cuando unos meses más tarde, la torre cayó sobre la nave central, altar mayor obra de Churriguera, y espacios adyacentes a la propia iglesia. Una desgracia patrimonial de envergadura. Y una desgracia también en el orgullo y señas de identidad de un pueblo, que, gracias a la iniciativa del vecino Gregorio Méndez Puertas, todos podemos disfrutar de la réplica de este tercer cuerpo de la torre situada en las inmediaciones de La Cilla (Pza.España-C/Santísimo Cristo)

Presidido por el Altar Mayor, retablo central procedente de la Orden Tercera, que tras el derrumbamiento fue trasladada a este templo, también podemos encontrar una rica imagenería en su interior, como Nuestra Señora Virgen de La Paz y San Basilio, patronos lasecanos. En la Sacristía, al resguardo de una rica cajonería y bancos de cuarterones con remates rococós de 1782, se encuentra el Cristo crucificado (1500) y la Virgen de La Pera, una de las joyas de la parroquia. Escultura en madera policromada realizada por Alejo de Vahía hacia 1500.

En esta Iglesia se encuentra el mayor órgano de la provincia y que a día de hoy, continua ofreciendo conciertos. Data del 1790 de la mano de Antonio Ruiz Martínez, vecino de torquemada, encargado de construirle. 

Y en ella, también podemos conocer las muestras históricas a través del pequeño Museo parroquial de Orfebrería Litúrgica.